ACV, actividad física y prevención

Conocer también es prevenir

Cada 4 minutos, un argentino sufre un accidente cerebrovascular (ACV).

Tomar conciencia del cuidado de nuestra salud hará que podamos prevenir la ocurrencia o moderar sus efectos:

  • Adoptá hábitos saludables
  • Realizá actividad física
  • Manejá el estrés diario
  • Realizáte los controles médicos de rutina.

Ninguno de nosotros está exento de sufrir un ACV: sólo conocer de qué se trata y tomar las precauciones básicas hacen que juntos podamos combatirlo.

Si llevo una vida sana, ¿estoy a salvo de sufrir un ACV?

El ritmo cotidiano actual, y muchas conductas y hábitos considerados a veces inofensivos, pueden causar compromisos más o menos severos para la salud, aún en personas que en apariencia deberían estar fuera de todo riesgo.

Por esto debemos prestar particular atención a un problema insuficientemente comprendido y escasamente divulgado –el ACV– una patología vascular cerebral grave.

Si practicás deporte (o querés comenzar a practicarlo) siempre es importante que consultes a tu médico de confianza para que te haga los chequeos de rutina.

En caso de tener un familiar que sufrió un ACV, informálo en tu visita al médico.

Esta medida elemental puede ser de mucha ayuda a la hora de prevenir.

Los accidentes cerebrovasculares son potencialmente más frecuentes en las personas mayores por el debilitamiento natural de los tejidos producto de la edad, pero cualquier persona corre el riesgo de tener un ACV en un momento inesperado se su vida.

En el caso de las personas jóvenes que llevan adelante una actividad física regular intensa, la ocurrencia de un ACV es todavía más impactante porque se las considera ejemplos de cuerpos saludables.

Hay algunos factores que escapan al control individual pero deben observarse:

  • Factores genéticos (el riesgo es mayor en las personas que tienen antecedentes familiares de vasculopatías).
  • Diabetes mellitus (DBT) ydiabetes resistente a la insulina.
  • Factores cardiológicos como:
    • Hipertensión arterial.
    • Fibrilación auricular.
    • Persistencia del foramen oval.
    • Patologías valvulares cardíacas.
  • Migrañas.

Hay otros, en cambio, que en buen grado está en manos de cada uno manejar:

  • Sedentarismo.
  • Obesidad.
  • Hipercolesterolemia.
  • Hipertensión arterial.
  • Tabaquismo.
  • Consumo de alcohol en exceso.
  • Consumo de drogas psicotrópicas.
  • Algunos anticonceptivos orales y algunas terapias de reemplazo hormonal.
  • Estrés psicosocial.
  • Depresión.
  • Tensión laboral y exceso de trabajo.

Testimonios que impotan

Convocamos a los futbolistas de primera división Franco Fragapane, delantero del Club Atlético Unión de Santa Fe, y Matías Fritzler, mediocampista del Club Atlético Colón de Santa Fe, para que te transmitan en su propia voz nuestro mensaje.

Matías Fritzler.

Matías Fritzler

Franco Fragapane.

Franco Fragapane

A quién acudir

Si querés conocer más, o tenés dudas sobre el ACV, comunicáte con la Fucac.

Estamos siempre dispuestos a ayudarte e informarte, porque ésa es nuestra misión.

Conocer también es Prevenir.

Publicado en ACV, Carta de Noticias Fucac, Fucac, Ictus hemorrágico, Ictus isquémico, Medios, Prensa.