ACV: Fucac en toda la Región

La Fucac en el norte de Santa Fe

El jueves 4 de abril de 2019 el presidente de la Fucac Dr. Alejandro Musacchio, invitado por la Municipalidad de la ciudad de Tostado (cabecera del departamento 9 de Julio, en el noroeste de la provincia de Santa Fe) brindó sus conocimientos sobre el Accidente Cerebro Vascular (ACV), el enemigo silencioso sobre el que debemos estar informados.

El Dr. Alejandro Musacchio en la Municipalidad de Tostado.

El Dr. Alejandro Musacchio durante su exposición sobre ACV en el Auditorio de la Cooperativa Telefónica de Tostado, invitado por la Municipalidad local.

La charla se realizó en las instalaciones del salón Auditorio de la Cooperativa Telefónica de Tostado (CTT) a partir de las 19:00, con una importante concurrencia de público que se acercó a interiorizarse sobre este tema candente.

Este evento itinerante forma parte de la campaña continua de la Fucac para generar conciencia sobre el ACV y difundir su labor solidaria, para que la asistencia profesional especializada, indispensable y crítica cuando se presenta un cuadro de estas características, pueda llegar a todos los habitantes de la Región de Santa Fe y provincias hermanas.

En la oportunidad, el Dr. Musacchio disertó sobre prevención temprana, reconocimiento, cuidados y nuevas formas de abordaje para el diagnóstico y tratamiento del ACV, un problema poco conocido pero con graves consecuencias para la salud de la población si no es detectado y tratado a tiempo.

La productiva jornada estuvo coronada por una charla del referente máximo de la Fucac dirigida a toda la comunidad, que tuvo como anfitrión al Intendente Municipal de Tostado, Enrique Mualem, en la que se expusieron los aspectos más relevantes de esta grave patología.

El ACV es la segunda causa principal de muerte, después de las cardiopatías isquémicas, y primera de invalidez en todo el mundo: en Argentina se produce un ACV cada 4 minutos, razón más que suficiente para que esta patología sea tenida en cuenta por la población y la medicina, dado el alto riesgo de muerte y secuelas graves que ésta conlleva.

La Fucac agradece a los tostadenses por la cálida recepción, y destaca la invaluable gestión del precandidato a senador provincial Fabricio Medina, quien ofició de nexo para que esta visita fuese posible.

Porque conocer es prevenir, y hablar sobre ACV salva vidas.

El Dr. Alejandro Musacchio en Tostado, departamento 9 de Julio, Santa Fe.

El Dr. Alejandro Musacchio, presidente de la Fucac, continúa su campaña solidaria de concientización sobre el ACV por todos los medios.

Qué es un ACV

El accidente cerebro vascular o ataque cerebral es una afección severa que provoca graves lesiones neurológicas, y puede causar secuelas físicas y mentales irreversibles, o la muerte.

El reconocimiento temprano de los síntomas, y la atención médica adecuada e inmediata pueden reducir de manera drástica los riesgos para la vida y la integridad de las personas que lo padecen.

Tipos de ACV

Los accidentes cerebro vasculares –ictus– se clasifican según sus características en 2 tipos generales:

  • ACV isquémico o infarto cerebral
  • ACV hemorrágico o derrame cerebral

El ACV isquémico se produce por la disminución o ausencia súbita de irrigación sanguínea cerebral por oclusión de una arteria, lo que causa la muerte del tejido neuronal afectado por falta de oxígeno y nutrientes aportados por la sangre que deja de llegar hasta las células nerviosas; se dispone de un lapso de entre 3 y 6 horas para el tratamiento si el ictus sucede en el territorio anterior, tiempo que se extiende a 8 horas si se produce en el territorio posterior del cerebro.

El ACV hemorrágico es ocasionado por la ruptura de una arteria cerebral, en muchos caso como consecuencia del colapso de un aneurisma (un debilitamiento en las paredes vasculares que provoca una especie de globo que termina por estallar) lo que hace que se derrame sangre en el espacio intracraneal y que el hematoma consecuente presione y dañe la zona adyacente; el pronóstico depende de la localización, el tamaño de la hemorragia y el estado clínico del paciente.

Prevención y tratamiento del ACV.

El tratamiento temprano e inmediato del accidente cerebrovascular, cuando se detectan los primeros signos, es esencial para resguardar la integridad vital de la persona afectada.

Cuáles son los riesgos de sufrir un ACV

Los factores de riesgos para padecer un ACV son numerosos; entre los más frecuentes se encuentran:

  • Factor genético: el riesgo es mayor en las personas que tienen antecedentes familiares de vasculopatías;
  • Diabetes mellitus (DBT) y la diabetes resistente a la insulina;
  • Factores cardiológicos como la hipertensión arterial, la fibrilación auricular, la persistencia del foramen oval, patologías valvulares cardíacas, entre otros;
  • Hipercolesterolemia;
  • Sedentarismo y Obesidad;
  • Tabaquismo, el consumo de alcohol en exceso y las drogas;
  • Migraña, los anticonceptivos orales o la terapia de reemplazo hormonal;
  • Estrés psicosocial, la depresión, la tensión laboral y muchas horas de trabajo.

Fucac en los medios

El programa radial diario “Primera Mañana”, conducido por el periodista Osvaldo Medina, que se emite de lunes a viernes de 06:00 a 09:00 por LT9 AM 1150 de la ciudad de Santa Fe entrevistó al presidente de la Fucac, Dr. Alejandro Musacchio durante la mañana del 23 de abril de 2019.

El reconocido neurocirujano trazó un panorama general de la situación actual respecto al Accidente Cerebrovascular (ACV) en el mundo, en nuestro país y en la Región de Santa Fe, y dio consejos y advertencias indispensables para que cualquier persona pueda advertir la posibilidad de ocurrencia de un episodio de esta índole en todo momento.

Escuchá el reportaje

Fucac en los medios: 23/04/2019.

Osvaldo Medina entrevistó al Dr. Alejandro Musacchio, presidente de la Fucac, en “Primera Mañana”.

Información relevante para la prevención

Los accidentes cerebrovasculares son potencialmente más frecuentes en las personas mayores por el debilitamiento natural de los tejidos producto de la edad; sin embargo, cualquier persona corre el riesgo de tener un ACV en un momento inesperado se su vida.

En el caso de las personas jóvenes que llevan adelante una actividad física regular, la ocurrencia de un ACV es todavía más impactante porque se las considera ejemplos de cuerpos saludables.

Es preciso entender que el ACV se produce con frecuencia por la conjunción de varios factores de riesgo y hábitos no siempre considerados peligrosos, pero que reunidos conforman un “cóctel” que incrementa la posibilidad de que suceda.

Riesgos y control

Si bien se desconocen las causas específicas de los ACV, las investigaciones y el estudio clínico de casos confirman que hay una serie de factores de riesgo que predisponen al organismo a sufrirlos:

  • Factores que pueden tratarse, como la hipertensión arterial (HTA), las enfermedades cardiovasculares (como las alteraciones del ritmo cardíaco, la enfermedad arterial coronaria, la enfermedad valvular cardíaca), la ateroesclerosis, los ataques isquémicos transitorios (AIT), la apnea obstructiva del sueño (AOS).
  • Factores que pueden provocar deterioro cerebrovascular, como el consumo excesivo de alcohol (alcoholismo), el abuso de drogas ilícitas, el hábito de fumar (tabaquismo), el sedentarismo y la inactividad física, la obesidad, la combinación de píldoras anticonceptivas con otros factores de riesgo, los hábitos de vida que aumentan el estrés.
  • Factores que no pueden tratarse, como la edad (el riesgo aumenta con el paso de los años), el género, la pertinencia étnica, la herencia genética, los antecedentes propios previos, las enfermedades colaterales (como la diabetes, las enfermedades de las arterias carótidas).

Hay algunos factores que escapan al control individual pero deben observarse:

  • Factores genéticos (el riesgo es mayor en las personas que tienen antecedentes familiares de vasculopatías).
  • Diabetes mellitus (DBT) ydiabetes resistente a la insulina.
  • Factores cardiológicos como:
    • Hipertensión arterial.
    • Fibrilación auricular.
    • Persistencia del foramen oval.
    • Patologías valvulares cardíacas.
  • Migrañas.

Hay otros, en cambio, que en buen grado está en manos de cada uno manejar:

  • Sedentarismo.
  • Obesidad.
  • Hipercolesterolemia.
  • Hipertensión arterial.
  • Tabaquismo.
  • Consumo de alcohol en exceso.
  • Consumo de drogas psicotrópicas.
  • Algunos anticonceptivos orales y algunas terapias de reemplazo hormonal.
  • Estrés psicosocial.
  • Depresión.
  • Tensión laboral y exceso de trabajo.

Reconocer los síntomas a tiempo y buscar asistencia médica especializada inmediata pueden reducir las posibilidades de daños irreversibles y muerte como consecuencia de un accidente cerebrovascular.

Publicado en Actividades Solidarias, ACV, Aneurisma cerebral, Diagnóstico, Fucac, Medios, Prensa, Tratamiento.